Una vez más tengo que parafrasear a nuestra querida Violeta Quevedo:

“No puedo dejar de sorprenderme” que en el “mes de la fotografía” se haya tenido que declarar desierto el premio a la fotografía joven “Rodrigo Rojas de Negri” que, como recordarán, si es que la post verdad no lo ha logrado borrar de sus memorias, murió asesinado, más específicamente quemado vivo, en manos de agentes del estado chileno en las postrimerías de la dictadura que enlutó a nuestro país.

Rodrigo murió en la calle reporteando, con su cámara, los abusos de la policía, no murió sentado elaborando informes o haciendo especulaciones estéticas. Por eso este premio conmemora a Rodrigo, no por otra cosa.

A principios de este “Mes de la Fotografía” nos ha llegado, como balde de agua fría, la comunicación de nuestro Coordinador del Área de Fotografía del Departamento de Fomento de la Cultura y las Artes Sr. Felipe Coddou Mc Manus que nos indica que el jurado declara desierto dicho premio. Desierto en un país en el que, día a día, miles de jóvenes suben a las redes sociales cientos de miles de fotografías que delatan la post verdad de nuestra sociedad, en el que año a año son cientos los profesionales jóvenes que egresan de las escuelas e institutos que imparten, bien o mal, los conocimientos para ser fotógrafo.

Revisando la Comunicación vemos que el Jurado estuvo formado por: Carlos Rammsy, Coordinador Nacional Programa Fomento Regional, designado por Ernesto Ottone Ramírez, Ministro Presidente; Cristóbal Olivares, Destacado Fotógrafo Profesional con exposiciones en Chile y el Extranjero, parte de la 2era Antología de Fotografía Joven Fotoespacio; Zaida González, Destacada Fotógrafa Profesional con exposiciones en Chile y el Extranjero; Soledad Montero, Destacada Fotógrafo Profesional con exposiciones en Chile y el Extranjero; Nathalie Goffard, Curadora Independiente, con exposiciones en Chile y el Extranjero; Mauricio Toro Goya, Director del Festival FOCCO Coquimbo y destacado fotógrafo profesional; Fernando Melo Pardo, Docente de la Escuela de Artes Visuales de la Universidad de Concepción. Todos destacados profesionales conocidos y admirados por nosotros; todos presentes (Salvo Fernando Melo) en las deliberaciones y parte de la decisión colectiva.

¿Qué pasó?

Sorprendido llamé a algunos miembros de ese jurado y pregunté y la respuesta fue igual de sorprendente: solo 7 postulaciones. Y ninguna de ellas con méritos suficientes, a juicio del jurado, para llevarse el premio.

En fin, solo podemos suponer que no hubo postulaciones de gente de calidad por desconfianza en el Consejo; finalmente está el antecedente que el año 2016, quien fuera dado por ganador por un jurado de 100 participantes, fue descalificado por la autoridad por una negada censura ya que este se encontraba preso en la araucanía. El ministro negó este hecho, pero quedó en el consciente del colectivo de los fotógrafos.

Lo más sorprendente ahora es que el CNCA, descalificando al jurado por él nombrado re convoca, con fecha 28.07.2017, al mismo premio sin determinar quién, o quienes, serán el nuevo jurado y dando 30 días para las nuevas postulaciones, pretendiendo lograr una convocatoria de una calidad y cantidad que no logró en casi un año en la versión pasada y declarada desierta.

¿Es o no es para sorprenderse?

Como también declara nuestra querida Violeta Quevedo ¡Qué la Divina Providencia nos proteja!!

Compartir: