Es difícil escribir sobre el otorgamiento de este premio (Ver Noticia). Otorgamiento que valoramos, nos alegra y nos llena de orgullo porque se le entrega a una fotógrafa joven, de gran talento y calidad, que es parte de la 1era Antología Visual Jóvenes Fotógrafos, Chile 2010-2011 y porque parte del jurado también son antologados.

No podemos dudar de la idoneidad del jurado formado por, entre otros, los fotógrafos Cristóbal Olivares, Zaida González y Soledad Montero, y la curadora independiente Nathalie Goffard.

También creemos en la sinceridad del Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, cuando señala que “Este año el Premio Rojas De Negri recae en una artista cuya obra logra sintetizar plenamente el sentido de este reconocimiento. Es una oportunidad de presentarnos el trabajo de una creadora joven, que utiliza diferentes formatos y recursos, y al mismo tiempo, una invitación a reflexionar sobre la fotografía como testimonio para nuestra memoria”.

Sin embargo nos queda un gusto amargo en la garganta por la verticalidad y poca transparencia del procedimiento, toda vez que el jurado original declaró desierto el concurso (ver http://blog.fotoespacio.cl/2017/08/no-puedo-dejar-de-sorprenderme-2.html) y desconocemos las razones que llevaron al Sr. Ministro a llamar a una nueva convocatoria (al margen del derecho que le asiste) y las razones de no anunciar quienes serian los jurados de ambas instancias.

Creemos que la comunidad de fotógrafos tenemos el derecho y el deber de participar de esas decisiones, en particular aquellas fotógrafas y fotógrafos reporteros que día a día están en la calle y en campo haciendo el registro del acontecer ciudadano, tal como lo hiciera en su momento Rodrigo Rojas De Negri

 

Compartir: